Tesoros Cristianos

RECURSOS PARA LA EDIFICACIÓN DEL CUERPO DE CRISTO

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Section Blog
Example of Section Blog layout (FAQ section)

El Futuro de Europa

E-mail Imprimir PDF

l Asturianos en el servicio exterior l El futuro de la Unión Europea

l Los embajadores asturianos creen que España supo superar seis meses «complicados» l Falta tiempo para que Europa se comporte como un verdadero «actor global», advierten


Oviedo,

Pablo GALLEGO /

María José IGLESIAS

Ahora que España ya se ha despedido de la presidencia de la Unión Europea (UE), de la que se ocupó durante los primeros seis meses de 2010, llega el momento de hacer balance. Y para los nueve embajadores reunidos en Oviedo por LA NUEVA ESPAÑA el resultado del semestre europeo es muy positivo. «El funcionamiento de Exteriores ha sido impecable», asegura Yago Pico de Coaña, hasta hace menos de un mes presidente de Patrimonio Nacional. «Otra cosa son los logros que se han vendido al exterior», matiza el propio Pico de Coaña.

La puesta en marcha del Tratado de Lisboa -por el que la UE adquiere personalidad jurídica propia que le permite firmar acuerdos internacionales en nombre del conjunto de países- provocó que la entrada en el semestre español fuese «muy complicada», según el embajador español en Filipinas, Luis Arias. Fue un momento con mucho trabajo para los diplomáticos españoles y del que parece que salieron bien librados. En plena crisis económica, el embajador en Grecia, Miguel Fuertes, insiste en que «España ha hecho una buena presidencia en función de las circunstancias».

Fue un período marcado por obstáculos como las dudas de los compañeros europeos y, en el terreno económico-financiero, por la desconfianza de los inversores y de las agencias de calificación crediticia. También, por la entrada en el juego europeo de dos figuras que, en el futuro, están llamadas a influir en las relaciones del viejo continente con el resto del mundo: el nuevo cargo de presidente de la UE, que ha recaído en el conservador belga Herman Van Rompuy; y el de alto representante de Política Exterior y Seguridad, ocupado por la laborista británica Catherine Ashton.

Según Fuertes, Europa se enfrenta a un momento institucional «complejo». Desde el inicio de la recesión, las diferencias económicas han hecho que «el hombre de la calle sea más euroescéptico y más pesimista», lamenta Jorge Hevia, consejero cultural en la embajada de España en Roma y anterior embajador en El Salvador. «Queda mucho camino por hacer en el tema europeo», añade.

Pero quizá el asunto más perentorio para mostrar a Europa como un bloque unido y fuerte es la necesidad de que los países miembros toleren que sea un ente superior el que tome decisiones que afectarán a los estados. Y en ese capítulo, Van Rompuy y Lady Ashton están llamados a tomar un mayor protagonismo a la hora de mostrar a América, Asia y África la postura de la UE.

Fuertes, que durante varios años ocupó la embajada española ante la UE, conoce de primerísima mano los entresijos de la maquinaria comunitaria. «El Tratado de Lisboa Europa tenía dos objetivos: lograr una mayor cohesión interna y conseguir que la Unión actúe como un actor global», explica. Una vez llegados a ese punto, los Veintisiete -y los que están por venir una vez abierta la «puerta del Este», como Turquía- formarán un todo capaz de «solucionar ciertos conflictos internacionales, pero aún no se ha llegado a ese punto», reconoce. Y es demasiado pronto para hablar de fechas: «La respuesta sobre cuándo llegará ese día puede decirse que está flotando en el viento (por la canción de Bob Dylan 'Blowin in the wind')», afirma el embajador en Grecia con una sonrisa.

«Será un fenómeno progresivo y que irá muy lentamente, no hay más que mirar hacia Kosovo», añade Miguel Fuertes. Algunos países europeos reconocen a ese territorio en disputa de los Balcanes como un país independiente desde 2008. Otros, entre ellos España, no.

Otros colegas de Fuertes, como Javier Sangro o Rafael Conde-Saro opinan que, desde la firma del Tratado de Lisboa, el 13 de diciembre de 2007, conseguir que Europa «hable con una sola voz» es un proceso «irreversible». «Sólo se han dado los primeros pasos de una serie infinita», explican. «De momento, la política del Gobierno es apoyar a la Comisión Europea, nada más», dice Arias. Y añade: «el proceso que se ha iniciado ya contiene la respuesta». Antes o después, Europa moverá ficha como una potencia única.

 

Fuente:http://www.lne.es/asturias/2010/08/16/presidencia-ue-impecable/955695.html

 

Última actualización el Miércoles, 25 de Agosto de 2010 07:05
 

Rabinos aseguran saber la ubicación del Arca

E-mail Imprimir PDF

Última actualización el Martes, 07 de Mayo de 2013 17:35
 

Ben Carson - Manos Prodigiosas

E-mail Imprimir PDF

Última actualización el Martes, 03 de Diciembre de 2019 10:43
 

Rucacura 2006 - Alabanzas y adoración en concierto

E-mail Imprimir PDF

Última actualización el Sábado, 17 de Enero de 2015 15:55
 

La batalla por el testimonio de Jesús

E-mail Imprimir PDF

Última actualización el Sábado, 18 de Enero de 2014 09:20
 


Página 620 de 681